LA DISCIPLINA, CUESTIÓN DE CONSTRUCCIÓN DIARIA.

Una enseñanza de calidad basada en el buen ejemplo, comunicación y sobre todo la impartición de valores morales es fundamental dentro de la formación y desarrollo de seres humanos sanos, sensatos y de buenos sentimientos. Si bien es cierto, los niños, al ser un regalo divino, nacen con todas estas virtudes pero al pasar por las diferentes etapas de crecimiento necesitan que sean afianzadas y fortalecidas en sus mentes y corazones.

Claro está, que los niños son como plantitas que se desarrollan bien cuando alguien las cuida y les dedica atención. El agua y la luz solar las alimentan, estimulan su crecimiento y les dan estabilidad. De manera similar, los padres que todos los días brindan a sus hijos tiempo de calidad, compartiendo actividades que son agradables y de interés para el niño contribuyen a un sano y adecuado crecimiento.

La enseñanza incluye disciplina, y a los ninos les beneficia la disciplina amorosa, “un hijo es sabio donde hay disciplina de un padre”, dice Proverbiso 13:1. La disciplina puede consistir en la conexión verbal, restricción de privilegios, también comprende el enseñar al niño a dominar sus emociones, evitar comportamientos incontrolados, establecer metas, cumplir horarios, etc.

Para lograr alcanzar esta tarea un tanto compleja, pero no imposible,existen infinidades de estartegias y actividades con las cuales nosotros como docente realizamos de manera permanente dentro el aula, dedicando un pequeño espacio de tiempo, todos los días para compartir  una lectura en voz alta, lo que permite dar la oportunidad de enseñarles a los niños lecciones sobre aquellas conductas apropiadas, debido a que fomenta buenos hábitos como: Pedir la palabra, dar a conocer  las propias ideas respetando y escuchando las de los demás, por otra parte, estimula la formación de conexiones sinápticas, debido a que el niño se involucra en la lectura, sin darse cuenta que refuerza la focalización y atención, de esta  manera poco a poco elevamos el nivel cognitivo de nuestros niños.

Por ello es que sugerimos a los padres de familia que día  a dia practique con sus hijos actividades que los ayuden a fortalecer la disciplina, de esta manera, ellos percibiran que usted los  ama  y se interesa mucho por ellos.

Equipo DAE

Esta entrada fue publicada en Un momento para Reflexionar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario