HACIENDO UNA PAUSA EN LA RUTINA PARA PAPÁ

La rutina y los compromisos que asumimos en la actualidad nos exigen eficiencia, puntualidad en un  mundo desenfrenado por la rapidez y fluidez de la información, y quizá en esta movilización acelerada, hace que olvidemos algo fundamental, ser padre.   Cuánto tiempo dedicas a construir las relaciones comunicacionales y afectiva con tus hijos y la familia.

Quizás estemos muy bien comunicados por la redes socialízales y tecnológicas  de las que gozamos hoy en día, pero cuanto y cuando hacemos uso para mejorar nuestras relaciones con nuestros hijos y familia, utilizando los hilos invisibles de la afectividad y la comunicación.

Alguien dirá, que en este mundo acelerado hay que dar calidad a la relación con los hijos y la familia; pero como entendemos el termino calidad, como un tiempo con limites carentes de calidez, o con el cumplimiento de un buen financiador que  vela por darle todo lo que un hijo necesita, pero la afectividad y la comunicación la encontramos a la venta en algún shopping de la ciudad,  menos mal que estos factores son innatos y propios de cada ser con sus similares, por ello es bueno que reflexionemos el rol de padre, del que si bien da insumos, también da amor y ejemplo con sus actos, el reto está dado, la pregunta es cuando lo hacemos y si lo hace FELICIDADES eres un gran ejemplo a seguir.

Nuestros niños y niñas del Nivel Primario, prepararon un acto cívico para sus progenitores, en los que se vio danza y canto, números artísticos que disfrutaron los padres y recibieron mimos de sus hijos e hijas.

Flora Gonzales

1° Azul

Esta entrada fue publicada en Nivel Primaria. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario